Aquí está su obra:
en ella la abstracción de la conciencia ocupa el espacio y en él se manifiesta.
Observar la dimensionalidad de sus creaciones nos abre una puerta al conocimiento de la ocupación del vacío por la materia consciente.
Estos artistas, con sus esculturas, nos hacen presentes, para ser contemplados, mundos solo accesibles en estados de conciencia determinados.

El arte – con su música, su poesía, su danza -,la meditación y los sueños son caminos que facilitan la aproximación al majestuoso y espléndido paisaje de la sabiduría.