Como gran “intelectual”, Picasso advierte a la ciencia que no traicione a la cultura, que no reniegue de su inicial vocación humanista para ponerse al servicio del poder. Implícita y severamente se dirige también a los artistas que han creído encontrar un entendimiento con la tecnología industrial y esperan redimirla otorgándole una gran finalidad social: pero la función del artista no es educar a la sociedad y guiar su proceso normal sino tomar partido en las contradicciones y los conflictos que se engendran en el interior de ella y que ponen en peligro su existencia o su destino. Para Picasso, la del artista no es una función normal sino una extraordinaria misión histórica; y su deber no es preservar al arte de los peligros de unos sucesos agitados sino lanzarlo a la lucha porque en ella se ventila también su supervivencia.

Giulio Carlo Argan

(Fragmento de texto de “El Arte Moderno”- La crisis del arte como conciencia europea)

2012 Exposición

13 de julio a 15 de agosto, Patio Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial 13 de julio a 26 de julio, Sala interior C.0 de San Lorenzo de El Escorial

Catálogo editado por:

Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial. Asociación Mínimo Tamaño Grande

 

En cristalino espejo
de abismos humanos,

Las penas y glorias
en luces y sombras
de las mismas dudas
empuñan la espada.

En formas de miedos
creados la realidad
vaga en ángulos
muertos
las curvas se muestran,
naturales al cuerpo,

Venenos sagrados
encuentran moradas
en cristalino espejo
de abismos humanos.

Las penas y glorias
en luces y sombras
de las mismas dudas
empuñan la espada,

En formas de miedos creados
la realidad vaga en ángulos
muertos
las curvas se muestran
naturales al cuerpo